Hace un par de meses se dio a conocer una noticia que ya era un secreto a voces desde hace un tiempo: algunos ciudadanos chinos que habían ingresado al país como turistas se estaban llevando toneladas de maca natural para ser cultivada en su país. Este acto es ilícito debido a que la maca es un cultivo natural protegido, el cual sólo puede exportarse como producto procesado. Las consecuencias: China ya es el primer exportador mundial de maca.

La noticia ha dado ya la vuelta al mundo y diversas páginas especializadas la han rebotado. Tal es el caso de Modernfarmer, el cual destaca en una nota The hijacked harvest: Peruvian Maca in Peril que la maca peruana ha sido secuestrada y está en peligro debido a que varios productores prefieren venderle maca natural a turistas chinos quienes pagan más por el kilo que las empresas locales. Mientras que el kilo de maca está en 12 soles en el mercado local, los turistas chinos ofrecen entre 30 y 50 soles por la misma cantidad. De esta manera, han logrado hacerse de casi el 80% del cultivo según múltiples fuentes, señala la nota.

Han sido dos las medidas tomadas desde que se tomó conocimiento de este suceso. Por un lado, hay un compromiso del gobierno por iniciar el Registro Nacional de la Maca, que consiste en un trabajo de campo para recoger y procesar información sobre las variedades de maca en todas las zonas de producción. Con este registro se tendrá información actualizada de lo que se tiene en maca en el Perú. Este registro, podrá ser utilizado por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual – Indecopi para entregarlo a todas las oficinas de patentes internacionales para resolver  los casos en los que se busque adueñarse de la maca. En el 2013, sólo se había considerado un presupuesto de poco más de 157 mil soles para el registro de maca, sacha inchi y cacao. Hoy en día se ha conseguido un crédito de 180 millones de soles del Banco Interamericano de Desarrollo – BID, con el fin de continuar la investigación y protección de las variedades nativas y temas pecuarios, que incluye el registro de maca.

En segundo lugar, la creación de Promaca propuesta por la titular del MINCETUR, Magali Silva, organismo que se encargaría de ofrecer asistencia técnica a los productores y empresarios dedicados a este producto. Según Silva, esta oficina fomentaría las asociaciones a través de la implementación de buenas prácticas de comercio internacional, marcas colectivas, sellos de calidad, participando con herramientas de promoción comercial como la ruta exportadora ad hoc para la maca y un calendario de misiones y ferias internacionales.

Finalmente, hay que tener en cuenta que desde hace 10 años ya existe una Comisión Nacional contra la Biopiratería para defender el valor ancestral de nuestros recursos. Sin embargo, esta Comisión poco puede hacer sin un registro oficial que respalde su importancia. Esperemos que este se inicie cuanto antes.

Fuente: (http://proexpansion.com/es/articles/666-contrabando-de-maca-la-noticia-ha-dado-la-vuelta-al-mundo)